Probando el Setting Spray Oil Control “De-Silck” de URBAN DECAY.

Hoooooola mis QURIDIIIIIIIIISIMOS! Cómo estamos en este caluroso domigo de verano? Espero que muy bien!

Hoy os vengo a hablar de un producto que se ha hecho extremadamente famoso en los últimos meses por youtubers de todo el mundo, el setting spray o spray fijador de Urban Decay.

Seguro que cuando pensamos en este producto tenemos en mente a todas esas gurús del maquillaje, rociándose de este spray como si no hubiera realmente un mañana. De hecho, creo que se echan tanto que un día se van a ahogar con la propia bruma del producto, jajaja.

Para comenzar ya a hablar totalmente en serio, os cuento un poco que me llevó a comprarlo (además de que no hay vídeo en el que no se vea y no esté en favoritos). He de comentaros, que me han cambiado de pastillas y ahora tengo menos grasa en el cuero cabelludo (todo un amor); pero en compensación (en esta vida no se puede tener todo), tengo más grasa en la cara. Por ello, decidí ponerme a mirar un spray que al final de maquillaje ayudara a fijarlo y a no brillar cual bola de discoteca ochentera.

Bueno, al grano, el caso es que un día fui a Urban Decay de El Corte Inglés de Sagasta (Zaragoza) y me atendió una chica majísima, que me lo aplicó, me contó sus facultades y me aconsejó.

Le comenté básicamente que mi problema principal es la grasa y que necesitaba algo que me la mantuviera a raya. Me recomendó mejor este, en alternativa al All nighter, porque iba a controlar mejor mis brillos. También me habló, de su hermano gemelo, la bruma preparadora para maquillaje Quick Fix.

Se trata, al fin y al cabo de un spray fijador que controla el exceso de grasa, que ha sido desarrollado gracias a una exclusiva colaboración con Skindinavia (me explicaron un poco el concepto, y se basa en componentes especiales, desarrollados para controlar la temperatura del cuerpo y así evitar que el sudorcillo y la grasa arruinen tu maquillaje).

En la página web se explica que De-Slick hace que el maquillaje dure a la vez que controla el exceso de grasa de la piel, desvía el brillo de la superficie y mantiene la piel luciendo con un efecto mate. Urban Decay, explica que sus fijadores son los únicos en el mercado con tecnología patentada de control de temperatura para ayudar a que el maquillaje dure más tiempo.

De-Slick prolonga la duración del maquillaje ya que controla el exceso de grasa, bloquea los brillos y mantiene la piel con un precioso acabado mate. Sus ingredientes ayudan a evitar que el maquillaje se emborrone, corra o pierda intensidad.

Aportan una información adicional, de un estudio que realizaron en una semana a diferentes personas:

  • El 100% de los participantes dijo que De-Slick ayudó a prevenir el colapso del maquillaje.
  • Más del 90% dijo que su maquillaje parecía menos brillante, no se difuminaba y rara vez necesitaba ser retocado.
  • El 85 % afirma que De-Slick es el producto de mayor duración que han probado para mantener la grasa a raya.

Las indicaciones que hay que seguir para usar este producto son: una vez que hayas acabado de aplicarte todo el maquillaje; agitas bien el producto, y lo pulverizas en forma de “X” y de “T”. Yo personalmente incido más en la forma de “T” ya que en “X” no me soluciona nada.

El producto se presenta en dos tamaños, el tamaño VIAJE (70 ml, con un precio de 15€, saliendo los 100 ml a un precio de 21€) y el tamaño NORMAL (170 ml, con un precio de 28€, saliendo los 100 ml, a un precio de 16€). Yo tengo el tamaño grande porque salía muchísmo mejor de precio.

Con respecto a mi más sincera opinión, diré que es un producto que me ha sorprendido gratamente, consigo estar unas pocas horas sin brillos (tampoco lo he probado sin un calor abrasador, porque al estar en verano sudo mucho también). Se aplica genial, es una bruma muy agradable que huele como a pepino (o a mi me recuerda a pepino) que refresca y quita el efecto empolvado de la piel maquillada. Devuelve la naturalidad totalmente. Sobre todo, me gusta saber que mi piel está cuidada y que no me estoy aplicando algo que a la larga pueda ser contraproducente, creo que ya me entendéis. Es caro, pero merece la pena, creedme. Aunque, siendo sincera, yo no me rocío la cara como si no hubiera un mañana, me echo 3 o 4 “chiflis”, y si quiero que me dure mil años, me echo un par más (que es realmente caro como para derrocharlo).

BUENO MIS QUERIDOS ESPERO QUE OS HAYA GUSTADO ESTE POST, Y DENTRO DE POCO VOLVERÉ PARA CONTAROS AÚN MAS NOVEDADES! SER FELICES!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s